Las 5 preguntas que me hice en el Startup Weekend Guaymas

El pasado fin de semana tuve la suerte de poder asistir a la tercera edición del Startup Weekend Guaymas, un evento sobre emprendimiento que esta vez se enfocó en el comercio electrónico. Vaya por delante mi agradecimiento a la organización, que acertadamente encabeza Alexis Sánchez, por su invitación y la atenta atención que tuvieron con todos los participantes, mentores y miembros del jurado. A lo largo de cincuenta y cuatro horas más de treinta jóvenes, entre los que destacaban desarrolladores y diseñadores, pudieron vivir la experiencia real de emprender un proyecto. Las ideas en las que trabajaron fueron realmente interesantes y de especial relevancia en el entorno local.

Ahora bien, ¿cuál fue mi labor en todo esto? Formé parte del equipo de mentores que estuvo apoyando a los equipos a lo largo del fin de semana para poder convertir las ideas en proyectos reales. En este sentido me ocupé especialmente de las dudas legales que surgieron. Cabe decir que en este caso se trabajó en una etapa muy temprana del desarrollo de proyectos que se centra más en la idea y su validación. Aún así surgieron interesantes preguntas que pusieron de relieve la importancia del asesor jurídico para el emprendedor. A continuación te comparto las cinco preguntas que me hice a lo largo del evento:

1. ¿Son diferentes los conceptos de startup y empresa?

En mi experiencia con distintos emprendedores siempre me ha llamado la atención esta diferencia que frecuentemente hacen. El término startup presenta algunas particularidades que hacen que cualquier empresa no pueda denominarse así pero no por ello las startup dejan de ser empresas. O al menos así es desde el punto de vista jurídico. Esta aclaración es importante porque de manera frecuente el emprendedor cree que las startups están exentas de ciertas obligaciones por sus propias características, y nada más lejos de la realidad. En el Derecho o la startup existe (siguiendo alguna de las fórmulas que el mismo recoge, en su mayoría sociedades mercantiles) o no existe con las consecuencias que ello puede implicar.

2. ¿Es importante el asesoramiento jurídico para un emprendedor?

De la primera pregunta se desprende esta segunda. En el Startup Weekend Guaymas se trabajó especialmente en una fase inicial de los proyectos donde destacaba la idea y su validación. Sin embargo se suscitaron algunas cuestiones interesantes desde el punto de vista jurídico, fundamentalmente en materia fiscal y de propiedad intelectual. De continuar con el desarrollo de los proyectos presentados hubieran surgido problemas más complejos que solo se hubieran podido afrontar con el asesoramiento de un profesional del Derecho. Ahoraa bien, el asesor jurídico de una startup tiene que ser interdisciplinar y compartir la filosofía de estos proyectos para poder ofrecerles las mejores respuestas a sus problemas. Por eso no siempre es suficiente con preguntar al primo contador o el tío abogado. Las necesidades de una startup requieren de alguien espcializado y conocedor de esta materia.

3. ¿Dónde están las mujeres? 

El emprendimiento parece seguir siendo una cosa de hombres. Quizá algo haya tenido que ver que entre las estrellas que los medios de comunicación han ayudado a popularizar, como Mark Zuckerberg o Jeff Bezos, sea difícil encontrar a una mujer. No obstante, las chicas que participaron en esta edición del Startup Weekend Guaymas demostraron tener grandes habilidades creativas, comunicativas y de liderazgo, entre otras. Desde este humilde espacio invito a que en la próxima edición del evento el número de mujeres participantes aumente y la paridad esté mucho más cerca. La sociedad será la mayor beneficiada con ello.

4. ¿Se puede emprender en un entorno conflictivo?

Una de las cosas que más comentamos entre participantes, mentores y jurados fueron las malas noticias que estos días inundan los periódicos mexicanos. La realidad es difícil de ocultar pero prácticamente todos coincidimos en que esa realidad mediática es ambigüa y recortada. La otra realidad que se puede apreciar es la de las oportunidades y la esperanza; porque cada problema representa una buena ocasión para emprender. Y el evento Startup Weekend Guaymas no fue portada de ningún medio pero el talento que en el se reunió y los proyectos en los que se trabajaron bien lo merecían. La realidad está más allá de una hoja de papel o una pantalla y si la sabemos observar e interpretar nos puede ofrecr grandes sorpresas que un emprendedor debe saber aprovechar.

5. ¿A qué aspiran los jóvenes de hoy?

En esta ocasión tengo que decir que la pregunta era algo en lo que pensaba desde hacía días y mi participación en este evento me dio, mejor dicho, la respuesta. Cuántos de los lectores que están en este espacio no se han preguntando alguna vez qué quiere la juventud de hoy en día. Falta de motivación, sin un proyecto de vida, carencia de ambición… podriamos discutir y debatir mucho de esto. Sin embargo el Starup Weekend Guaymas me enseñó el otro lado de la moneda. Recuerdo como uno de los participantes comentaba que había aprendido mucho más estando allí poco más de cuarenta y ocho horas que en toda una materia semestral de su carrera universitaria. Entonces me pregunté: ¿y si quizás parte del problema está también en el sistema educativo, en los maestros, en la sociedad? La Educación ha cambiado muy poquito en décadas mientras que las circunstancia sociales, económicas y culturales han cambiado radicalmente. La Educación no enseña sino obliga. El maestro no enseña sino dicta. Los salones no motivan sino aburren. La Educación necesita un giro de trescientos sesenta grados para convertir al alumno en protagonista de su formación y hacer de esta una institución dinámica y práctica. La pregunta sería más bien: ¿a qué aspiramos como sociedad hoy en día?

 

4 comentarios

  1. Jonathan Ayala dice: Responder

    Excelente artículo. El aspecto legal que conlleva crear una empresa no es algo que se aborde mucho en las escuelas, al menos no como debería, siempre he tenido un montón de preguntas sobre esto.

    Estudio Ingeniería de Software y si no tengo idea sobre el ámbito legal “tradicional” por llamarlo de alguna manera, mucho menos sé cómo la legalidad regula todo el aspecto de bienes digitales.

    Muy acertada la decisión de Alexis Sánchez por integrar esta parte que ignoramos mucho en un Startup Weekend.

    Por cierto, no he encontrado los shortcuts para compartir en redes sociales. ¿Porqué no integrarlas?

    1. afdezrincon dice: Responder

      Muchas gracias por tu participación, Jonathan. Para mí fue un placer poder acompañarles en esta experiencia y espero poder reencontrarnos más pronto que tarde. Recojo tu oportuna sugerencia sobre los shortcuts para tomar medidas cuanto antes. Como dices, al final nos resulta difícil saber bien de todo en un mundo cada vez más exigente, y el diseño o la programación no es lo mío por mucho que lo intente (por falta de tiempo más que por interés). Pero lo bonito de esto es que nos pone de manifiesto lo interesante que resulta crear redes colaborativas en la que profesionales de distintos sectores puedan trabajar de la mano. Y eventos como el Startup Weekend Guaymas así lo demuestran.

      Por mi parte me tenéis a vuestra entera disposición para resolver dudas o trabajar juntos cuando lo consideréis oportuno. Un saludo.

  2. Yo soy quien debo agradecer primeramente tu disposición desde el inicio, y el gran impacto positivo que dejaste en todos los que fuimos partícipes del evento.

    Un poco tratando de responder (o al menos iniciar conversación a partir de) tus preguntas, comento lo siguiente:

    1. ¿Son diferentes los conceptos de startup y empresa?

    Si y no. Definitivamente ambas, son empresas y listo. Por eso coincido en que no hay gran diferenciación si la vemos desde la lupa del lo legal. La diferenciación es más bien semántica. Una startup es por definición, una empresa emergente. Suelen arrancar como emprendimientos bipersonales buscando generar una tracción. Las nuevas tendencias nos hablan de que una startup, generalmente llevan un componente tecnológico (aunque no sea éste el foco de su producto o servicio). También he escuchado que se deja de “denominar” startup luego que superas la cifra de 30 empleados.

    Estar constituído legalmente o no, es un tema aparte. Si están ejerciendo una actividad comercial en cualquiera de los dos escenarios, existe alguna repercusión u obligación legal de algún tipo. Y esto da igual si eres una empresa emergente de 3 empleados (startup) o eres una empresa formal.

    2. ¿Es importante el asesoramiento jurídico para un emprendedor?

    Definitivamente. Es bastante común que emprendedores que están levantando su startup y que tienen algo de tracción, se acerquen a inversionistas o programas de pre-aceleración. Y es ahí cuando los programas atajan todos los riesgos y que se enfrentan a la gran barrera de lo legal. A excepción que quienes prevén esto y se asesoran desde el arranque, es bastante común que acá existan grandes áreas de oportunidad.

    3. ¿Dónde están las mujeres?

    La participación de la mujer en tecnología es un tema en la agenda latinoamericana. Pero los índices de participación por comunidades es bastante variable y responde al nivel de madurez de la comunidad. En Guaymas particularmente estamos arrancando la etapa de evangelización, pero a nivel nacional hay iniciativas como EpicQueen (con capítulos en ciudades como CDMX, Monterrey, Guadalajara, Ensenada, próximamente Hermosillo); o el capítulo de Guadalajara de Hackers&Founders Women.

    Coincido en la relevancia de impulsar la participación de la mujer en aras de alcanzar una igualdad, más que una equidad. Sin embargo, la alta o baja participación, la atribuyo al entorno en que se desarrollan. Ejemplo: que el evento haya sido en ITSON fomentó que el 80% de los participantes fueran de ese instituto. Este dato se moverá en el siguiente evento si cambiamos de sede. ¿Qué tal en la UIG?

    4. ¿Se puede emprender en un entorno conflictivo?

    Existen estudios acerca del potencial del emprendimiento en Latinoamérica. La respuesta es sí. Ciertamente existen condicionamientos económicos, políticos, sociales muy distintos entre países. No podemos comparar Venezuela con Cuba y con Paraguay. Pero ese comparamiento es agresivo en una fotografía amplia. Donde si hemos encontrado coincidencias es en comunidades específicas como Guaymas (MX) / La Paz (MX) / San Pedro Sula (HON) / Valparaíso (CHI). He validado que en estas ciudades, no dependen enteramente de Gobierno para llevar a cabo sus eventos, pero al igual que nosotros, hacen sinergia con universidades y redes de mentores y empresas locales. Y los retos se parecen tanto. Sin importar la diferencia de moneda, el gobierno o el acento.

    Latinoamérica es históricamente un entorno conflictivo. San Pedro Sula está consciente de sus problemas en términos de seguridad. Las portadas de nuestros periódicos se parecen. Y sin embargo, se emprende. Existe el ecosistema. Cada ves más espacios de co-creación. Allá acaban de abrir una nueva aceleradora de negocios. Sí se puede.

    5. ¿A qué aspiran los jóvenes de hoy?

    Los jóvenes aspiran a ser partícipes de las nuevas economías; de la nueva forma de transmitir y compartir el conocimiento. A espacios de co-creación e innovación colaborativa. Aspiramos a una sociedad que responda a nuestros tiempos. Y sí, nuestro sistema educativo es uno de los más grandes retos. Las pocas universidades que hablan de estos temas, tardaron tanto tiempo en integrar la agenda a sus planes de estudios que están llegando tarde a la conversación. Hoy hablan de los canales digitales que estuvieron vigentes hace cinco años.

    Por eso asumo mi responsabilidad como parte de esta sociedad, de buscar el despertar de los que no están al tanto de lo que está sucediendo. Mi impacto en la comunidad, deseo que sea el que otros más formen parte de esto que hoy me hace — estúpidamente — feliz.

    1. afdezrincon dice: Responder

      Hay algo en tí, Alexis, que representa un verdadero ejemplo de lo que debe ser emprender: la sonrisa y buenas palabras que siempre tenías a lo largo del evento. Disfrutas con lo que haces pese a los problemas que seguramente surgieron antes y durante la celebración del Startup Weekend. Y cuando uno está convencido de lo que hace y además se divierte con ello hay muy pocas cosas que puedan frenarlo.

      Muy acertada tu intervención. Desde mi experiencia en la creación de empresas así como en la asesoría legal a otros que inician en este ámbito comparto totalmente tu interesante punto de vista. Para mí el emprendimiento en América era algo totalmente nuevo pero te diré que se reconoce en gran medida al otro lado del charco. Méritos habrá hecho para ello.

      Te reitero mi disponibilidad para colaborar en cuanto sea necesario y ponerte a tu disposición el ámbito universitario en el que tengo la suerte de moverme. Como dices, la educación apenas ha avanzado y ciertas temas, como el de la tecnología, eran vistos en la mayoría de ocasiones como algo de “flojos”. No creas que las cosas son muy distintas hoy en día pero si veo ciertos profesores con una filosofía diferente que pueden ser la semilla de un cambio. Eso, de alguna manera, también es emprender y tenemos que apoyarlos. Las puertas de la UIG están abiertas también a los emprendedores de Guaymas, no solo para el Startup Weekend sino para cualquier otra actividad que le de continuidad y vida a este grupo de personas que se va involucrando cada día más.

      Larga vida al Starup Weekend Guaymas y al movimiento de emprendedores en el estado de Sonora. Si aquellos crecen, este se verá enormemente beneficiado.

Deja un comentario